Las reformas aumentan tras la crisis del coronavirus, el confinamiento y la llegada del teletrabajo

Durante el confinamiento y los primeros meses de la crisis del Coronavirus, muchos hogares se convirtieron en nuestro único (o casi único) espacio vital. De un día para el otro, todo lo que hacíamos fuera de casa, empezamos a hacerlo dentro; descanso, deporte, ocio, y sí, también trabajo.

La importancia de tener un hogar eficiente y cómodo

Después de pasar días, semanas, hasta meses encerrados y ver las deficiencias e incomodidades de algunos espacios, muchos propietarios e inquilinos, vieron la necesidad de transformar parcial o totalmente sus hogares.

A esto se le sumó el ahorro provocado por la bajada de los gastos invertidos en ocio y restauración durante la pandemia, unas cantidades que se ven reflectadas en cifras. Según Habitissimo, en el cuarto trimestre de 2020 se incrementó la demanda para realizar reformas en un 45% respecto el mismo período del 2019. Muchos de estos proyectos, además, son encargados a través de Internet, demostrando la eficacia de empresas 100% digitales como Nemuru, que minimizan el contacto físico entre personas y que son tan seguras como las demás. 

Una tendencia que sigue en alza

Ya en 2021 la tendencia de las reformas sigue en alza, y ahora más que nunca, cuando ya es una realidad que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Muchos trabajadores ya ven la necesidad de tener un espacio cómodo y práctico para trabajar desde sus hogares.  

Los ERTE y la situación actual de los empleados hacen que la financiación gracias a Nemuru sea una muy buena salida para tus clientes, que podrán tener la opción de pagar tus servicios en cómodos plazos, y además, gracias a nuestra variada oferta de programas, también podrás ofrecer la financiación sin intereses y sin comisiones de apertura.