Scoring: reducir la probabilidad de impago de tus inquilinos

En España el mercado del alquiler ha experimentado un boom en los últimos años, que si bien beneficia la rentabilidad del propietario o casero, también dificulta la capacidad de pago del inquilino. Esto último se traduce en un aumento de la morosidad del inquilino, que según datos del FIM (Fichero de Inquilinos Morosos) creció un 4% en 2017. En este post te contamos cómo reducir la probabilidad de impago de tus clientes con el scoring.

nemuru-reducir-probabilidad-impago

Antes de entender cómo funciona el método del scoring y cómo aplicarlo, es interesante nombrar algunos datos para tener una visión completa de la situación. La última cifra registrada del precio medio del alquiler en España es de 674€ al mes. Está cifra no ha dejado de crecer desde 2014, de hecho, se ha duplicado en los últimos 5 años. Cabe destacar, que el aumento de precios varía mucho entre comunidades autónomas y ciudades. Siendo Madrid, Barcelona y Baleares las comunidades que registran porcentajes de crecimiento más relevantes, desde hasta el 15% en el último año. Mientras que en el otro lado están las comunidades de Galicia y Castilla y León, que se posicionan como las regiones más baratas.

Este encarecimiento del precio del arrendamiento ha incrementado los ingresos de los propietarios y ha hecho que aumente el número de viviendas en alquiler. A día de hoy en España existen 6 millones de viviendas en alquiler; y sin embargo, parecen no ser suficientes para satisfacer la demanda. 

El inquilino medio español destina entre un 30% y un 40% de sus ingresos mensuales al pago del alquiler. Esta cifra es la razón evidente de que se haya disparado la morosidad en el sector y el miedo de los propietarios frente a la probabilidad de impago, cada vez más difícil de identificar.

¿Que es la probabilidad de riesgo de impago del cliente?

La probabilidad de impago de un cliente refleja la posibilidad de que una persona no haga frente al pago de sus obligaciones. Por obligaciones se entiende la cuota de un préstamo, el pago de un servicio o el pago de la hipoteca o del alquiler. El hecho de medir la probabilidad de riesgo de impago nace con la finalidad de dar respuesta a la preocupación de saber si una persona va a pagar o no. Como todas las probabilidades, se trata de una estimación del perfil del cliente para saber si éste será un buen pagador o no. Consecuentemente, cuanto mejor podamos definir el perfil del cliente, más precisa será esta estimación. Es así como entra en juego la ciencia del scoring.

El scoring como método para evitar impagos

El scoring o puntuación, es el ejercicio de recopilar un número determinado de variables, referentes a una persona, y analizarlas y ponderarlas para obtener un resultado numérico. Por ejemplo, si se otorga una puntuación del 1 al 10, una persona con un 8 tendrá una probabilidad baja de no pagar las cuotas mensuales del alquiler. Cuantas más variables se tomen en consideración, más preciso será el modelo de puntuación y su capacidad de predicción de pago. 

Tomar este tipo de puntuaciones como referentes para decidir si firmar un contrato de alquiler con un inquilino es un método muy efectivo que podrá ahorrarte problemas futuros. Existen diversos proveedores de scoring que podrás consultar, así como herramientas digitales como Nemuru, que utilizan el scoring en su modelo de negocio para reducir la probabilidad de impago. Con Nemuru no solo podrás ofrecer a tus clientes la posibilidad de financiar la entrada al piso; sino que sabrás si tu cliente tiene un perfil riesgoso o no. Además, Nemuru lleva un doble análisis del perfil de cada cliente, valorando su voluntad de pago y su capacidad real de pago. 

En definitiva, un buen análisis de tu futuro inquilino es la mejor prevención contra la morosidad y los dolores de cabeza que esto conlleva, así como de un contrato de alquiler de calidad y duradero.