Cómo la financiación a clientes puede ayudarte a mejorar la liquidez de tu empresa

La falta de liquidez de las empresas es uno de los principales problemas que los empresarios están viviendo en estos días. Sin liquidez, las compañías experimentan graves problemas para hacer frente a los pagos de nóminas, alquileres, proveedores, materiales… y si a esto le sumamos las dificultades para cerrar ventas, la situación se complica aún más.

¿Entonces, cuál podría ser una solución? Si la empresa pide financiación a entidades bancarias, deberá tener en cuenta que tendrá que empezar a pagar un préstamo en cuotas mensuales pero puede que siga sin generar esas ventas que le aporten el cash flow necesario para reflotar la situación. Otro aspecto a tener en cuenta es que, a día de hoy, los consumidores también son más reacios a pagar un servicio en un sólo pago por la inseguridad económica y a gastar sus ahorros que tanto les ha costado reunir.

liquidez_empresas

Las claves de la financiación a clientes

La clave está en ofrecer facilidades de pago a los clientes para que puedan consumir los servicios que necesitan. La financiación de estos servicios es un gran aliado para conseguir la liquidez que una empresa necesita porque:

 Aumentarán las ventas porque el cliente está más dispuesto a consumir. No tiene que gastar sus ahorros, sino que pagará sus servicios en cómodas cuotas mensuales.

 Aumentará el tiquet medio porque el cliente ya no pagará aquello que alcanza a pagar, sino aquello que realmente le gusta o necesita.

– Mediante la financiación con Nemuru, el profesional recibirá el pago de los servicios en 72 horas, por lo que aumentará su liquidez y, además, no tendrá que preocuparse por los impagos.

– Con herramientas de financiación en el punto de venta, como Nemuru, no es necesario ir a sucursales bancarias, sino que todo el proceso se realiza 100% online y sin papeleos.

Lo cierto es que hay muchas formas de que una empresa pueda conseguir liquidez, pero la financiación a clientes es la que puede resultar más efectiva porque no supone un endeudamiento para la empresa y ayuda a diferenciarse de la competencia y a generar una imagen de marca más fuerte hacia los clientes. Además, la empresa se despreocupa totalmente del riesgo de impago y de perseguir facturas.

La financiación como ventaja competitiva

Cuando una empresa decide poder ofrecer financiación a sus clientes tiene que tener presente que podrá utilizarla como un buen argumento de venta y, además, diferenciarse de la competencia. Es una buena forma de ganar ventaja competitiva y ofrecer un servicio con valor añadido. ¿Por qué?

– Facilidad de pago para tus clientes: lo agradecerán. Cuando la financiación está presente entre las distintas formas de pago, el cliente tiene la opción de pagar en cuotas un servicio y no tener que invertir todo el dinero de golpe, lo cual es un incentivo más para motivar al cliente a finalizar la compra.

– Lo que siempre han querido: con la financiación a clientes, ellos no sólo van a comprar aquello que necesitan y pueden pagar, sino aquello que realmente quieren y les hace ilusión. ¿Qué significa esto? Que al poder pagar en servicio de forma fraccionada, será más fácil acceder a servicios más caros o de más calidad. Por ejemplo, los azulejos que siempre ha querido en el frontal de la cocina.

– Rápido y 100% online. Otra ventaja de la financiación en el punto de venta es el ahorro de tiempo y la facilidad del proceso. En este caso, tanto el cliente como el profesional podrán firmar la financiación en el punto físico sin tener que preparar un montón de papeleos (nóminas, avales…) y sin tener que desplazarse a la oficina bancaria. Además, se recibe la aprobación en el mismo día y no hay que esperar semanas a tener una confirmación del préstamo.

Tanto si tienes claras las ventajas que la financiación a clientes puede aportar a tu negocio como si aún tienes algunas dudas, puedes ponerte en contacto con Nemuru y te explicaremos todas las claves para la financiación en tu negocio.